Todo tiene un final Seattle Sounders llega a Kansas City con más preguntas que respuestas.

By Ale Cabero
May. 17, 2017

Mike DiNovo-USA TODAY Sports
Mike DiNovo-USA TODAY Sports

El final del cuento de hadas le ha dado un duro golpe al campeón defensor del título en el 2017.

De los diez partidos de la temporada, Seattle Sounders han ganado sólo dos. Han marcado 15 goles y han recibido 16, una estadística notablemente similar a sus totales de 44 goles a favor y 43 goles en contra de la campaña 2016 cuando terminaron 14-14-6 ganando ocho de sus últimos 13 juegos que incluyen la final de la Copa MLS.

Hace un año, el novato Jordan Morris ya había anotado en cuatro partidos consecutivos. El defensa Roman Torres todavía estaba en rehabilitación de una grave lesión de la rodilla sufrida en septiembre de 2015.

En mayo de 2017, Morris ha anotado sólo dos goles en 10 partidos y Torres, suspendido por un partido en marzo y ha quedado fuera por una esguince en abril, no ha podido solidificar una línea de fondo golpeada a menudo por lesiones y llamadas a juegos internaciones.

Clint Dempsey ha anotado cuatro goles y no muestra efectos nocivos de su problema cardiaco, y aunque los números de Nicolas Lodeiro son sólidos - tres goles, cuatro asistencias - no ha sido la figura dominante que le valió al Newcomer Los honores del año pasado.

Kasey Keller, nativo del estado de Washington que terminó su carrera como jugador en la MLS con los Sounders y trabaja en sus programas de televisión nos decia "La gente aun espera mas de Jordan Morris, que también está un poco golpeado y no responde a toda velocidad como el anio pasado. Ramón Torres tuvo una gran motivación al regresar de su lesión y jugó un papel importante, pero aun no ha alcanzado su máximo esplendor ".

Ha sido una corta luna de miel para el entrenador Brian Schmetzer, quien diseñó la notable carrera del año pasado como sustituto de Sigi Schmid, y esta temporada ha visto actuaciones sorprendentes como el 4-1 propinado por Chicago el pasado fin de semana. Las lesiones en la línea de fondo llevaron a Schmetzer a usar al centrocampista Cristian Roldan en la defensa derecha y emparejar a Tony Alfaro en el medio con Chad Marshall, que había perdido tres partidos por una lumbalgia; Chicago anotó tres de sus cuatro goles de cerca, dentro del area y tuvo varios otros intentos mano a mano frente al arco neutralizados por el portero Stefan Frei.

"Estar desorientados en la línea de fondo ha sido un desafío para nosotros", dijo Schmetzer después del empate 1-1 en San José el 14 de abril (con un impresionante gol de volea de Lodeiro y un empate de segundo cuarto de Quakes). "El año pasado ganamos el campeonato no solo por Lodeiro y Jordan Morris, sino que jugamos con buena defensa de equipo. Éramos un buen equipo defensivo.

"Este año nos hemos perdido un poco. Hemos tenido algunas buenas actuaciones y otras no tanto. No tener la misma línea de cuatro por más de dos partidos consecutivos ciertamente nos ha hecho daño".

Lo que también ha dañado a los Sounders es que los rivales ya conocen a Lodeiro y a Morri y organizan sus estrategias para neutralizarlos. San José lo empató después de que Alvaro Fernández (sub) pierde un duelo con Darwin Ceren, que habilita a Chris Wondolowski y define.

Schmetzer se negó a culpar a Fernández y citó a varios otros jugadores como contribuyentes de la ruptura, pero admitió que el desafío al que se enfrenta el titular de la Copa MLS es fuerte y se repite en cada partido.

"Les dije eso durante la pretemporada en la víspera del juego de Houston, pero en los primeros 45 minutos en Houston, fue cuando finalmente lo entendieron ", dijo Schmetzer luego de la derrota frente al Dynamo por 2-1. Los Sounders no pararon de recibir disparos al arco con un promedio de 15-2, en la primera mitad. "Estaban encendidos. Wilmer Cabrera nos sorprendio, juego de apertura en su casa, nos lo tomaron en los primeros 45 minutos ".

Schmetzer conoce la presión del éxito. Ganó dos títulos con el USL Sounders después de asumir el cargo de entrenador en 2002 y aceptó el papel de asistente cuando el equipo contrató a Schmid para su entrada en 2009 en la MLS. Ningún signo de resentimiento o celos fueron vistos de Schmetzer, un nativo de Seattle que jugó para los Sounders en la NASL después de firmar con ellos al terminar su high school en 1980.

"En este caso, sé que Brian era extremadamente leal a Sigi y lo apoyó desde el primer día", dice Keller, quien habla a menudo con Schmetzer sobre el manejo de personalidades y situaciones. "Es interesante para alguien como Brian que esta tan vinculado con el club desde hace tanto tiempo disfrutar de su oportunidad de ser el entrenador en jefe del equipo nuevamente. He escuchado de varios jugadores que Brian hace u muy buen trabajo de vestuario”.